domingo, 7 de agosto de 2016

Tarta Clásica de Limón Invertida o Pavlova de Limón




¿Has empezado tus vacaciones?. Si es así, finaliza operación bikini, primer día de playa, todo el mundo te ha visto mucho más delgad@, te lo ha dicho, te sientes feliz, es el momento en el que ya puedes dejar la dieta, jajajja.

Y ¿porqué no dejarla con una mítica y clásica Tarta de Limón, la de siempre, no me acuerdo quién me la enseñó pero creo que llevo más de 40 años haciéndola, uffff !!qué vieyura!!. Bueno, no es la de siempre, le he dado una vuelta y he preparado una Pavlova, utilizando los mismos ingredientes que en la clásica, el resultado es espectacular, te lo aseguro


Tarta Clásica de Limón Invertida o Pavlova de Limón: (¿8-10-12 px? depende, no me atrevo a  especificar número, jajaja)

  • 6 Claras a temperatura ambiente (de Asturias, claro)
  • 400 gr. de Azúcar Glass
  • Dos gotitas de Zumo de Limón
  • 2 Cdtas. de Maizena
  • Piel de medio Limón
  • 1 Bote Pequeño de Leche Condensada
  • 5 Yemas
  • Zumo de 3 Limones
  • Piel de medio Limón
  • Galletas María 
  • Almendra Picada Tostada




Montas las claras en un bol grande, incorporando unas gotitas de limón para que te suban primero. Cuando empiecen a estar blancas, añade poco a poco el azúcar glass. Ten cuidado al batir, puedes montar una buena columna de humo, jajaj. Cada vez que añadas el azúcar, mezcla con una espátula o con las varillas o pon la máquina baja y vas incrementando la fuerza. Añade la piel de limón rayada, sigue varillando hasta que estén firmes y brillantes. Incorpora la maizena.

Forra una bandeja de horno con papel vegetal, vierte las claras en forma redonda, da más volumen al círculo exterior, de manera que te quede un huequito en el centro. Yo lo hago #pelo, si quieres puedes utilizar la manga pastelera aunque no es necesario. 

Introduce en el horno que has precalentado a 100- 120º durante una 1,5- 2 horas. Apaga el horno y deja enfriar con la puerta abierta. Yo suelo hacerlo la noche anterior.



En un bol, varillas la leche condensada junto con las yemas batidas y el zumo de limón. Reserva en la nevera hasta la hora de servir.

Mete en una bolsa las galletas, cierra y pasa el rodillo o lo que tengas, hasta que estén bastante deshechas, incorpora la almendra picada (opcional). Añade al merengue, la crema y espolvorea con las galletas con la almendra.

Como ves, es la clásica tarta de limón, pero está, muuuuuuccccho más rica. Es la tarta estrella de este verano. No dejes de prepararla, con esta te hacen dos olas. Como aún dudas de abandonar la dieta, ya ves que nos ahorramos las grasas de la mantequilla para hacer la base con la galleta, #algoesalgo, jajaja. Espero que te guste, bssss


Nota:
  • Si la preparas un poco más grande, no se ofende nadie, jejeje.

5 comentarios:

  1. Marga, si te digo que yo también hacía una tarta de limón con leche condensada y galletas hace más de 30 años y no veas cómo me apetece...
    La conversión en pavlova es espectacular y no me extraña que sea la tarta del verano. Una ola bien grande de besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Marisina, es que es mítica, esta reconversión es genial, jajaj, bsss enormes

      Eliminar
  2. Marga una tarta estupenda y muy elegante, lo mismo es por las claras asturianas?, no se si con las de los madriles saldrá igual de bien, jajajajj

    En serio, me encanta, es fácil, económica y muy pero que muy resultona, deberías adoptarme durante este verano.
    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Hola! ¿Te importaría echarle un vistazo a mi blog de cocina? ¡Me encantan tus recetas! http://elcocinerojurista.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adri, estoy intentando entrar y me dice que se ha eliminado, un abrazo

      Eliminar

Me encanta que dejes tu comentario, me alegra el día.